EL CLUB TRABAJA PARA EL FUTURO EN TODOS LOS SENTIDOS: MÍCHEL

El Club trabaja para el futuro en todos los sentidos: Míchel

16:51

GENERAL - Noviembre 20, 2019

ES CIERTO QUE HEMOS PERDIDO MUCHAS OPORTUNIDADES PORQUE YA NO DEPENDEMOS DE NOSOTROS, PERO SEGUIMOS TENIENDO UNA OPCIÓN, UNA ESPERANZA HASTA EL SÁBADO A LAS 9:00 DE LA NOCHE. MÍCHEL GONZÁLEZ

El director técnico de los Pumas, Míchel González, manifestó que ha continuado desarrollando su labor sin considerar que para acceder a la liguilla requieren de una combinación de resultados: “Es cierto que hemos perdido muchas oportunidades porque ya no dependemos de nosotros, pero seguimos teniendo una opción, una esperanza hasta el sábado a las 9:00 de la noche. En cualquier caso, el club está trabajando para el futuro en todos los sentidos. Un club no se puede detener en ese sentido, en el de buscar soluciones”.

Y explicó cómo trabajó desde el más reciente encuentro de los auriazules, en el que empataron a uno con FC Juárez: “Te quedas un poco desilusionado, no desanimado, porque siempre hemos puesto como nuestro objetivo estar en la liguilla. La obligación mía como entrenador es intentar levantar los ánimos de la tropa y no se ha tenido ningún cambio de actitud. Estos diez días de entrenamiento no han sido distintos por obligación profesional, por respeto a quien representamos y por mi intención personal de no detenerme nunca”.

Informó la situación de Carlos González y Nicolás Freire, quienes han tenido actividad por separado: “Carlos González podía haber entrado hoy a hacer parte del trabajo con el equipo, pero hemos preferido esperar, que tenga más seguridad. Está entrenando en situaciones sin contacto y esperamos que mañana se reincorpore al grupo. El caso de Freire es más complicado porque una rodilla es una articulación bastante sensible como para que no pueda estar al cien por ciento. Por ello debemos estar muy atentos y el jugador no está muy seguro”.

También indicó que la presencia o ausencia de determinados elementos en la alineación “son decisiones técnicas. Durante todo el año ya dije que iban a participar todos y (los encuentros recientes) eran partidos para jugadores que pensábamos que iban a dar un buen rendimiento. Así nos manejamos en los casos de Jeison Angulo y de (Juan Pablo) Vigón”.

Por otro lado, habló de los cambios administrativos a la cabeza de la institución: “Sabemos lo que nos vamos a encontrar en el aspecto organizativo. Es una buena oportunidad para los jóvenes de la cantera, que van a tener más posibilidades, como hemos demostrado: han debutado seis jugadores (en este semestre) y muchos están con nosotros. Se abre otra serie de expectativas e indudablemente me visualizo haciéndolo. Y si no, no será una decisión mía”.

“Sabemos que Pumas va a tener dificultades para financiarse. Tendremos que buscar otras motivaciones o, como he dicho antes, con jugadores de la cantera y jugadores que están en el primer equipo e intentar hacer trueques, cambios, y algo de imaginación. Y eso no nos quita de pensar que tenemos que seguir compitiendo, como lo hemos hecho en este campeonato. No es una noticia que no sepamos. Desde hace cinco meses estamos en la misma situación. Si hay que mantener este plantel, pues este plantel hasta el último día está con posibilidad de meterse a la liguilla. Por ahí iríamos, no cambiaríamos nuestro mensaje y nuestra manera de trabajar”, dijo.

Y abundó: “En todos los sitios donde he estado, nunca hemos podido comprar jugadores si no vendíamos. No es algo distinto para mí. El club ha confiado en mí pensando que soy un entrenador que entiende el trabajo de cantera. No me distrae ni me desanima. Sabía que ese es el medio para trabajar y me parece bien. Sé que es mucho más difícil de explicar para una afición como la de Pumas, pero es una realidad que hay que afrontar y considerar”.

Finalmente, destacó que “un entrenador no tiene por qué estar diciendo lo que ha hecho bien o lo que considera que tiene que mejorar. Muchas veces, uno considera que ha hecho un buen trabajo y sin embargo los resultados globales no han dado rendimiento. Esas son palabras vacías. Nosotros consideramos que tenemos que hacer el trabajo, lo desarrollamos y al final los que tienen que evaluar no son los técnicos. Los directivos son quienes toman las decisiones: si el trabajo ha sido bueno, malo o tienes alguna posibilidad de futuro”.